Se llama José Luis Prada Méndez, pero pregunte siempre por Prada. Lo han llamado loco muchas veces, tantas como han augurado que sus sueños no iban a triunfar. Más tarde corrigieron el adjetivo y lo cambiaron por “profeta”. Hecho a sí mismo, este culo inquieto y viajero impenitente, desde muy joven tuvo claro que en el Bierzo había productos increíbles pero infravalorados, en los que valía la pena creer si se hacía desde la autenticidad y la honestidad. 

 

Lo que la tierra nos entrega merece ser transformado como merece y conseguir el valor añadido para los que viven de ello, solo así se mantendrá la calidad en lo más alto. De las conservas artesanales al vino del Bierzo, pasando por la restauración y el alojamiento o el enoturismo, en el que fue pionero en El Bierzo, todo lo que Prada emprende tiene su sello particular y el ideal de ser lo mejor en su categoría. ¿El secreto? Pues que a Prada la madrugada siempre lo sorprende trabajando.

 

Las franquicias

No podemos llevar El Bierzo a todos los rincones, pero lo intentamos acercándolo a través de nuestras franquicias. Son auténticas embajadas del Palacio de Canedo, del espíritu de Prada, porque además de poder comprar nuestros productos y disfrutar de nuestra gastronomía y nuestra bodega, son extensiones de una forma de ver la vida en contacto con la tradición.

El Palacio es intransferible, pero lo más parecido a pisar sus viejas maderas son nuestros restaurantes de Madrid, de Pozuelo, de León o de Treceño, en Cantabria. Allí tienes un vino del Bierzo, unos pimientos asados del Bierzo, unas castañas de altura, una empanada hecha como manda Dios (en El Bierzo, claro), y una permanente invitación a hacer enoturismo en El Bierzo. Pero lo mejor es que se sentirá a gusto en una atmósfera que invita a llamar al camarero y pedir, de nuevo “otro maceración carbónica para estos amigos”.

 

  • El Bierzo es naturaleza en estado puro
  • Las castañas en almíbar de Prada
  • Las delicias gastronómicas de Prada
  • Los frutos del Bierzo
  • Las castañas autóctonas del Bierzo